¿Cómo reciclar y restaurar una silla de rejilla?

Quién no tiene es su casa esa silla arrinconada incapaz de deshacerse de ella…vamos a darla una nueva vida…

IMG-20140219-WA0004

Silla Rejilla.

Desprendemos el skay original de la silla, ya que se reemplazará por otro material más acorde con la restauración.

 

IMG-20140219-WA0003

Quitar skay.

Desmontamos la espuma para reforzar estructura.

 

IMG-20140219-WA0002

Desmontar asiento.

A continuación, reforzamos la estructura de la silla y encolamos las patas.

 

IMG-20140316-WA0031

Encolado pata.

Procedemos al lijado de la silla para quitar la capa de barniz, para ello utilizamos una lija al agua de 600 gramos.

 

IMG-20140429-WA0003

Pintar silla.

Aplicamos dos manos de pintura acrílica blanca al agua.

 

IMG-20140520-WA0010

 Patina.

El aditivo de color para la patina es una mezcla de aguarrás con unas gotas de secativo de cobalto en la pintura al óleo para acelerar fijación y secado, una pizca de pintura al oleo color  tierra siena tostada y blanco titanio.

Para aplicar la mezcla  utilizamos una brocha y difumamos el exceso con un trapo de algodón hasta lograr acabado deseado…

…y ya está lista para mandarla al tapicero…

silla rejilla

 Resultado Final.

Después de armar y reforzar el asiento, tapizamos la silla y para ellos elegimos una tela de rayas finas y modernas que va perfecta con el acabado de la silla.

¿No os parece perfecta como silla auxiliar de cualquier dormitorio?